40 placeres de la vida

40 placeres de la vida

En cuanto despierto por la mañana siento mi cuerpo que pide volver del letargo de la noche y surgen los estiramientos espontáneos de la columna vertebral, los brazos, piernas, de forma que voy volviendo a la vida todos los músculos y tendones para iniciar la nueva aventura del nuevo día.

Y hoy decido poner atención a esas pequeñas cosas, todo lo que me da placer en lo cotidiano, decido observarme como me muevo, pero sobre todo como siento…

Continúo levantándome de la cama enderezando la espalda, sintiendo los pies en el suelo, poniéndome de pie para observar el peso de mi cuerpo sobre las piernas, y agradezco tener cuerpo para vivir esta experiencia humana.

La ducha! uhmmm que placer sentir el agua calentita sobre la piel, despertando el órgano más grande del cuerpo, penetrando a través de los poros toda sensación del contacto con el agua, y el aroma del jabón resbalando, escuchando como cae el resto de agua en la bañera mientras saboreo el momento. Buena forma de despertar… activando todos los sentidos.

  1. Disfrutar de la vista – No es necesario ir a un lugar especial para disfrutar del mundo. El suelo ondulante a tu alrededor, impregnado con la hierba y la sombra de los árboles, es todo lo que necesitas para ayudarle a olvidar por un rato de las obligaciones de la vida diaria.
  1. Limpieza de las sabanas – Tu cama es un templo de relajación. Es un lugar cómodo, limpio y cálido donde puedes dejarte ir. La luz en tus ojos te dice que es la mañana, y te levantas para disfrutar de la vida.
  1. Hacer feliz a alguien – En el mundo real, muchas veces las personas tratan de fingir estar interesados en lo que la otra persona está diciendo y ponen sonrisas falsas en su cara. Pero hoy, tienes la oportunidad de alegrar a una persona con una palabra amable o un gesto de amor. Se necesita muy poco esfuerzo para hacer feliz a alguien pero produce resultados potentes.
  1. El olor del café – El rico aroma del café es encantador. Es un olor familiar que siempre te da un poco de placer, pero esta vez prestas atención a tu cuerpo y este placer se multiplica por diez.
  1. Hacer cosquillas a alguien – Hazle cosquillas a alguien bajo el brazo (o donde creas que es mejor). Si son buenas cosquillas, van a reír al instante que muevas tus dedos y dejaran lo que estaban haciendo. Risas y sonrisas aparecerán.
  1. Jugar con tus hijos – Los padres frecuentemente explican a las otras personas que pocas cosas les dan más placer que pasar tiempo con sus hijos, y a los niños les encanta jugar. Dedicar parte de tu tiempo libre jugando activamente con tus hijos te hará más feliz.
  1. Disfrutar de un picnic – Un picnic es una maravillosa experiencia al aire libre. En un día de cielo azul, con la cesta de picnic en la mano, puedes disfrutar de la buena comida y del sol caliente con amigos y familiares.
  1. Creps hechos en casa – Cocinados a la plancha sobre un fuego caliente, estas deliciosas bombas de carbohidratos te darán placer y ampliaran tu cintura a la vez (pero siempre puedes hacer creps sin gluten). Añadir un poco de jarabe de jengibre y cardamomo en la parte superior de los creps los hará perfectos.
  1. Ver salir el sol – El esplendor de la salida del sol anuncia un nuevo día. Ser testigo del amanecer te da fuerza que dura para el resto del día. Es un momento precioso y placentero que se puede compartir con tus seres queridos.
  1. Acurrucándose con alguien – Acurrucar es una manera divertida y fácil de calentar el cuerpo en el invierno frío y es la mejor medicina para bebés que lloran mucho. Si quieres sentirte suave y acogedor, no hay nada como una buena sesión de acurrucamiento.
  1. Mirar las nubes – La observación de las nubes a la deriva es un ejercicio fascinante. Las nubes siempre tienen diferentes formas. No se pueden tocar, pero ellas te traerán gran paz y tranquilidad si sólo tomas un momento para disfrutar de ellas.
  1. Comprar algo – La simple alegría de comprar algo que puedes permitirte y luego disfrutar de tu compra a veces puede ser un placer simple (chocolates, joyas, vino, ropa), pero si te hace feliz, adelante.
  1. No hay trabajo mañana – Mañana sabes con seguridad que nadie te obligara a levantar. No hay obligaciones ni compromisos. Puedes tomar este tiempo para dormir una hora más si lo deseas.
  1. Natación – No sólo aumenta tu resistencia aeróbica, pero también disfrutas de un placer universal que atrae a los hombres y mujeres de todas partes. La natación es uno de los placeres de la vida más saludables.
  1. Un buen masaje – Si tienes la oportunidad de aliviar el estrés y relajarte en las manos de otro, aprovecha. Incluso puede escoger tu tipo favorito de masajes (shiatsu? sueco? tailandes?).
  1. Mirar a los animales – Uno de los pasatiempos humanos más populares y uno de mis favoritos. Escuchar y observar los animales es, para mí, una meditación que no se puede comparar a ninguna otra cosa.
  1. Desayuno en la cama – La indulgencia mas grande. Tener el desayuno en la cama es una de esas cosas que pueden ser muy agradable y es un bello gesto si se ofrece a otro. Ahora tu también puedes sentirte como un rey!
  1. Leer una gran novela – Leer una novela te hará filtrar todos los otros pensamientos para que puedas sumergirte en la experiencia de leer una buena novela.
  1. Jugar con la nieve – La nieve es una sustancia mágica creada por la congelación de los vapores húmedos en suspensión en la atmósfera. ¿Qué podría ser más divertido que jugar con este material ligero que cae del cielo?
  1. Chocolate – Quizás el alimento más deseado. Venenoso para los perros (debido a la teobromina), pero maravilloso para ti. La moderación es muy recomendable cuando se trata de chocolate. Comer y disfrutar de ello es el placer total.
  1. La pereza – De vez en cuando, dejarte ser completamente perezoso es uno de los placeres más grandes que puedes tener. No abuses de esto: la pereza sin control no es una cosa buena.
  1. Meditar – Meditación calma y purifica la mente y el sistema nervioso y hace que sea más fácil prestar atención a la realidad que te rodea. Liberarte de tus pensamientos y preocupaciones siempre da placer.
  1. Correr – Correr no agrada a todos, pero el acto de correr para algunas personas produce un pico endorfínico, que es un estado de euforia y felicidad pura.
  1. Té caliente – Una bebida popular en muchos hogares, té caliente te calma el cuerpo y mente. Si estas buscando algo restaurador y delicioso, una buena taza de té caliente es todo lo que necesitas.
  1. Hacer una siesta – La mayoría de los estudios de laboratorios de sueño demuestran que las siestas deben durar al menos diez minutos para tener algún efecto en el estado de ánimo y rendimiento. Tomar siestas cada vez que tu cuerpo pida te hará sentir mucho mejor.
  1. Cantar – No hay nada como cantar tu canción favorita. Incluso cuando una canción llega a su fin, puedes empezar de nuevo. Siempre se puede cantar una vez más.
  1. Mirar el mar – ¿No es extraño que muchos de los pequeños placeres de la vida tienen que ver con mirar algo? Una puesta de sol… mirar las nubes… mirar el océano. La fresca brisa que viene del océano es muchas veces todo lo que necesitas para olvidar todas tus preocupaciones.
  1. Besar – En casi todas las culturas, el beso es una señal de afecto. Los labios tienen muchos receptores y es por eso que los besos son tan buenos. Sin lugar a dudas es un acto placentero, pero también una forma de expresar tu amor y sentimientos.
  1. Baile – El baile es la efusión de la alegría. ¿Sabías que el baile es la segunda actividad humana más representada en la época de las cuevas? Resulta que nuestros antepasados pasaban mucho tiempo haciendo dos cosas: cazar y bailar.
  1. Ir al cine – Las películas son una de las manifestaciones de la cultura humana. Al ver películas con amigos o familiares, también hay algo de que hablar después. Ver una película es una experiencia, una cosa que puede hacer tu corazón bombear más fuerte y más rápido.
  1. Caminar descalzo en la playa – Sentir la brisa del océano. Sentir la arena suave entre los dedos. El sol encima del océano. ¿Necesito decir mas?
  1. Tomarse de las manos – Tomar la mano es un gesto de dulzura; es algo que se puede hacer en cualquier lugar, en público o privado; es un acto de amor. Para muchas personas, tomarse la mano es mejor que decir “te quiero”.
  1. Conversaciones al azar – No te vas a meterte en problemas por tener una conversación con un extraño al azar. Confesar tus sentimientos mas profundos a un completo extraño que nunca volverás a ver puede ser muy liberador.
  1. Risa con amigos – Khalil Gibran dijo una vez: Y en la dulzura de la amistad, que haya risa y compartir de placeres. Pues en el rocío de las pequeñas cosas, el corazón encuentra su amanecer y halla su frescor. No te olvides de pasar tiempo con tus amigos. Las experiencias compartidas se convertirán en algunos de tus más preciados recuerdos.
  1. Vaciar tu e-mail – Tus 9000 viejos correos electrónicos han estado pidiendo tu atención durante años. Una vez que purgues la bandeja de entrada, es probable que te sientas mucho mejor.
  1. Decorar un nuevo hogar – No puedo decir que realmente entienda esto… soy muy malo en la decoración de cualquier cosa, pero mucha gente parece muy feliz en el acto de decoración de una nueva habitación o apartamento. Si te hace feliz, hazlo.
  1. Hacer yoga – Todo el proceso de yoga es una forma de centramiento y relajación. Es una gran manera de calmar el sistema nervioso y tiene el potencial de ayudar a dormir mejor. Si la liberación de estrés te da placer, haz yoga.
  1. Escribir tus ideas – Para muchas personas, el simple acto de escribir sus pensamientos y emociones es terapéutico en sí mismo. Escribir tus pensamientos sin ninguna censura te ayudará a aprender más sobre ti mismo.
  1. Oler las flores – Puedes sentir el ritmo de la vida en la simple alegría de oler las flores. El aroma de una buena flor que florece en el bosque te dará placer.
  1. Respiración consciente – Por último, pero no menos importante, esta la respiración consciente. Respirar conscientemente durante dos o tres minutos al día es, en sí mismo, una especie de meditación y es algo que puede cambiar tu vida.

Esta pequeña lista ni siquiera araña la superficie. Hay muchas cosas que no requieren esfuerzo en la vida que te pueden hacer más feliz. Abre los ojos y mira el punto más brillante de la llama de la vida, que siempre crece cuando prestas atención a ella.

Este artículo ha sido traducido al español para koruma, de la siguiente página, por su propio autor: 40 little pleasures in life