Alimentación y postura en la meditación

Alimentación y postura en la meditación

En mi último artículo, hablé de la meditación de concentración y sus beneficios. Ahora quiero hablar un poco más sobre algunos obstáculos que surgen a medida que tratas de mejorar tu práctica de meditación y algunas soluciones. En particular, me voy a centrar en los temas de la alimentación y la postura.

Me he dado cuenta que mismo personas muy inteligentes, que han meditado durante mucho tiempo, no hacen la conexión entre calidad de meditación y alimentación/postura. Ellos sólo saben que en ciertos puntos del día meditan mejor. Los alimentos y la postura son una cosa muy importante!

¿Te quedas dormido cuando meditas?

En el Occidente, muchos utilizan la meditación para sentirse más relajados porque sus vidas contienen una gran cantidad de estrés y, desde luego, la meditación ayuda a controlar el estrés. Pero algo que he notado es que la meditación adecuada no te produce sueño o cansancio a menos que hayas tenido una noche de dormir muy mal.

Suponiendo que estés bien descansado, si cada vez que meditas empiezas el bostezo y te viene el sueño, entonces hay algunas posibles causas, siendo una de estas causas la cantidad de tiempo que has dormir y la otra la postura.

Acostarse en la cama para meditar no me funciona, y muchas personas reportan lo mismo. Al estar estirado horizontalmente, estás demasiado relajado y estás en la posición de dormir, y esto hace que sea más difícil meditar. Tienes que encontrar una posición cómoda para tu cuerpo que sea confortable pero que no te haga dormir.

Eventualmente te darás cuenta de la posición que necesitas para tener una buena meditación y puedes empezar meditaciones sin tener que moverte durante los primeros cinco minutos antes de empezar a meditar realmente. Aprenderás a sentarte y dentro de unos pocos segundos, entrar en la verdadera meditación.

Los alimentos pueden producir sueño.

Ahora, otro posible problema que la gente no tiene en cuenta es la comida. Esto varía entre las personas, pero yo, por ejemplo, no puedo meditar muy bien después de comer una comida copiosa. Mi cuerpo está en reposo y en modo de digerir y que no quiere hacer mucho más.

Mucha gente no puede meditar muy bien después de comer algo con gluten, carne, un montón de carbohidratos, azúcar, etc. Parte del proceso de adquisición de una rutina de meditación correcta es encontrar el momento adecuado del día en que tu cuerpo está en su mejor momento.

Piénsalo de esta manera: para una buena meditación, quieres que la sangre fluya hacia el cerebro. Pero cuando estas digiriendo (especialmente una comida grande), los estudios muestran que grandes comidas redirigen el flujo sanguíneo hasta las partes digestivas del cuerpo y que esto puede durar entre 90 y 120 minutos.

Es de sentido común, ¿verdad? Si quieres una gran sesión de meditación, hazlo cuando tu cerebro está en su mejor momento, y no coloques el cuerpo de una manera que lo haga pensar que estás listo para ir a dormir.

No todos los alimentos son iguales.

He incluido a continuación una lista de los alimentos y sus tiempos de digestión. Esto es sólo una guía aproximada—lo más importante es que escuches a tu cuerpo. Sin embargo, algunas cosas siempre se aplican. Por lo general, agua, zumos, caldos sólo permanecen en el estómago durante un máximo de 30 minutos. Así que, básicamente:

Líquidos – 10-30 minutos. El agua abandona el estómago de inmediato si este está vacío.

Frutas y hortalizas – 30-60 minutos. Las sandías se digieren muy rápidamente. Otras frutas, como las cerezas y manzanas, llevan más tiempo. Las hortalizas de raíz como las zanahorias tardan más en digerir.

Almidones y granos – 60-90 minutos.

Los frijoles y las legumbres – 90-120 minutos. Los frijoles de soya, por ejemplo, llevan 120 minutos para digerir, de promedio.

Productos lácteos – Varía. Leche descremada se digiere dentro de 90 minutos, mientras que un queso duro puede tardar hasta 5 horas.

Productos de origen animal –  Varía. Huevos y pescado digieren con bastante rapidez, por lo general en 60 minutos o menos. La carne lleva más tiempo, y la carne de cerdo lleva 5 horas a ser digerida.

Consideraciones finales

Al igual que la meditación te da conciencia, debes ser consciente de lo que pones en tu cuerpo y cómo posicionas tu cuerpo al meditar. La mayoría de la gente pasa alrededor de una hora todos los días comiendo y bebiendo—es una gran parte de nuestra existencia. Ser consciente de cómo has preparado su cuerpo para meditar te ayudara.

Este artículo ha sido traducido al español para koruma, de la siguiente página, por su propio autor: if-you-think-you-cant-meditate-heres-why